miércoles, mayo 17, 2006

Santandersa saldrá, con o sin máscara.

Las únicas realidades por las que vale la pena luchar son divinas, espirituales y eternas. Sin embargo, el hombre tiene derecho a gozar de los placeres físicos y a satisfacer afectos humanos, se beneficia con la lealtad a las asociaciones humanas y las instituciones temporales.


Si no existen las lealtades humanas, ni tampoco con la instituciones, éste está autorizado a desvincularse de ese precepto y mantener su lucha aunque la afección tenga un ribete de alto costo.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Hmm I love the idea behind this website, very unique.
»

Anónimo dijo...

I find some information here.

 
Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.