sábado, enero 21, 2006

¿Por qué lo hice?

Lo hice porque leí un libro

Más allá de la evidencia se encuentra lo que provocará la certeza y es eso lo que, de alguna forma, motivó para que tomara la iniciativa y me involucrara de lleno en lo que yo creí, creo y creeré que es una muy buena idea.

Se me cuestionó y sentenció por pensar, actuar y ejecutar. Siendo que los hechos concatenados dentro de la organización, se presentaron para dar pie a cada una de mis acciones. Sin olvidar que existió siempre el convencimiento de una esperanza para con lo creado, presentado y ofrecido.

Me arriesgue a contribuir, por sobre mi situación contractual. De los remos no me movieron jamás, pero entre las grietas del casco pude ver como se despliegan las velas de tantas otras empresas, industrias y comercios, que no me quedó más que actuar con iniciativa, proactividad, lealtad y decisión. Todo lo que representó y lo que estuvo sustentando la creación de Santandersa.cl, fue con la esperanza de poder ver, desde cubierta, el ancho mar y el amplio cielo por el cual surcaría mi organización; así poder aportar, desde otras instancias, a la estructura que me acogía.

Luego de terminar, por segunda vez, la lectura de Estrategias Digitales para Dominar el Mercado no dudé, ni por un segundo, en inscribir el nombre Santandersa en los registros electrónicos de Chile. Faltaría a todo nivel moral si es que no reconociera que mi ego se antepuso a las acciones; sin embargo, el detonante siempre fue el bienestar de quienes me rodean y, por sobre todo, reconvertir funciones al interior de mi empresa.

A independencia de las tantas acciones que yo pude haber cometido en el pasado, inscribir Santandersa se enmarcó, inequívocamente, en un supuesto que emanó de mis interpretaciones y de las necesidades de mi empleador para obtener el liderazgo en la industria que lo contiene. No obstante, el no actuar de inmediato hubiera ocasionado aletargar y/o hasta perder la delantera en el área, por el simple hecho de no contar con el bullado nombre electrónico.

Esperaba que dentro de todo no se me aplicara la ley marcial y me hicieran caminar por la plancha. Lo único que hice fue tomar, un par de minutos, los binoculares e interpretar cartas de navegación, aún sin trazados. Sin embargo, obvie el sentido terrenal de las cosas y por un momento supuse que estábamos en otro país y en otra sociedad.

Se me obligó a abandonar la embarcación, lo único que me queda es aferrarme a mi actuar, el cual estuvo enmarcado en la Buena Fe; y esperar a quien me recoja de la mar, ya que Santandersa es una realidad que se construyó con puros supuestos y coincidencias, la cual hoy es una acción consignada en los registros de la web.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Great site loved it alot, will come back and visit again.
»

Anónimo dijo...

Nice colors. Keep up the good work. thnx!
»

Anónimo dijo...

I find some information here.

 
Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.